¿Cómo serán los teléfonos del futuro?

    Los teléfonos móviles no han parado de evolucionar desde sus primeros inicios en los que se caracterizaban por su gran tamaño hasta la actualidad con los teléfonos inteligentes que son capaces de ayudarnos en muchas actividades diarias, pero ¿cómo serán los teléfonos del futuro?

     

    Los expertos afirman que dentro de unos años las pantallas de los smartphones serán más grandes y con resoluciones más altas, pero, además, estarán elaborados con materiales totalmente flexibles como el grafeno.

     

    Este material será la base de los smartphones del futuro debido a su resistencia, su flexibilidad, su ligereza pero sobre todo a su capacidad de moldeación para adaptarse a cualquier tipo de uso.

     

    Además, el grafeno es un buen elemento de conducción del calor y de la electricidad, lo que podría ser aprovechado por los ingieneros.

    futurotelefonos

    Otra de las tendencias que se espera en el futuro de los teléfonos son las pantallas holográficas que realizarán un seguimiento de la posición de los ojos del usuario mediante  sensores para mostrar las funciones en función de la mirada.

     

    Las cámaras de los smartphones también serán de mucha mejor calidad como ya dejan ver los acuerdos entre las grandes compañías de cámaras fotográficas (como Canon, Nikon o Pentax) y los fabricantes de los dispositivos móviles.

     

    Por otra parte, es muy probable que los teléfonos del futuro posean baterías de larga duración y que se puedan cargan mediante células fotovoltaicas que permitirían que se recargarse en segundos.

    Incluso, ha habido una investigación de abre la posibilidad de recargar las baterías con orina, descomponiendo sus elementos y acumulando una pequeña carga eléctrica que una vez generada se almacena.

     

    En último lugar, se espera que los teléfonos del futuro estén totalmente controlados por voz, desde donde le diremos a nuestro teléfono que debe hacer o a quién debe escribir/llamar, sin que tengamos que utilizar el teclado para nada.

     

    Beneficios de la inteligencia artificial

    John McCarthy fue la primera persona en emplear  la expresión «inteligencia artificial» en 1956, y la definió como “la ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes”.

     

    La inteligencia humana integra muchas habilidades como la resolución de problemas,toma de decisiones, entender el aprendizaje, y acciones reflejas.

     

    De ahí, las grandes posibilidades que tiene conseguir que una máquinas cuenten con esta capacidad de inteligencia, similar a la humana.

     

    En los últimos años, el campo de la inteligencia artificial se ha desarrollado considerablemente, dando lugar a múltiples beneficios para la población y para las empresas.

     

    Por una parte, en el ámbito laboral reduce los costos y salarios adicionales, ya que muchas de las tareas que actualmente realizan los seres humanos podrían ser reemplazados para estas máquinas autosuficientes. Este quizás es el beneficio más controvertido ya que aunque favorece al desarrollo de las empresas es muy perjudicial para los trabajadores que perderían su puesto de trabajo.

     

    Sin embargo, hay otros beneficios mucho más buenos, como el desarrollo de máquinas para ejecutar acciones que el hombre nunca hubiera podido realizar debido a su complejidad. Por ejemplo, en el ámbito de la exploración espacial, pueden explorar las partes del universo que son totalmente hostiles a los seres humanos por sus condiciones (temperaturas elevadas, carencia de oxígeno).

    inteligencia-artificial-ia

    También, existen robots inteligentes que  son programados para la minería de excavación de los combustibles, evitando el riesgo que esta actividad tiene para los humanos.

     

    Además,  pueden analizar volúmenes muy grandes de información a muy alta velocidad y en lugares complicados, por lo que son empleadas para medir la profundidad de los océanos.

     

    Incluso, pueden predecir situaciones a largo plazo y reduce el tiempo que consume realizar actividades difíciles para las personas.

     

    De esta forma, la inteligencia artificial puede lograr grandes hallazgos y avances para la humanidad gracias a sus múltiples posibilidades.

     

    La mayoría de los sistemas de inteligencia artificial cuentan con la capacidad de aprender, lo que les permite ir perfeccionando su desempeño conforme pasa el tiempo.